CCOO del Hábitat | 25 febrero 2024.

Plantilla de limpieza sobrecargada en el Hospital Universitario de Toledo

    Las limpiadoras del Hospital Universitario de Toledo denuncian sobrecargas extremas de trabajo por falta de personal y advierten de los riesgos para la salubridad del centro sanitario

    29/01/2024.
    Plantilla de limpieza sobrecargada en el Hospital Universitario de Toledo

    Plantilla de limpieza sobrecargada en el Hospital Universitario de Toledo

    La presidenta del comité de empresa de la contrata de la Limpieza del Hospital Universitario de Toledo, Rosa Sánchez, y la delegada de Prevención, Pilar Aragón, solicitarán este lunes una reunión lo más urgente posible con la nueva directora gerente designada por el SESCAM, Sagrario Azuela, para reclamar su intervención ante las dificultades, tensiones y limitaciones con las que se presta un servicio del que dependen la higiene y la salubridad del centro sanitario.

    Sánchez y Aragón, junto a sus compañeras de CCOO en el comité, tienen ya presentadas media docena de denuncias ante la Inspección de Trabajo y están preparando otras tantas, “derivadas todas de la falta de personal, que a su vez tiene una causa objetiva bien evidente: tanto la Concesionaria del Complejo Hospitalario como su contrata de la Limpieza, ISS, lo que quieren es ganar dinero; y eso se traduce en explotarnos al máximo para ahorrar costes laborales.”

    “Antes, en el Virgen de la Salud, cada una teníamos que limpiar a diario 16 habitaciones. En el nuevo HUT, tenemos 22, más zonas comunes como pasillos, controles, ‘estares’, escaleras, despachos médicos, despachos de la supervisora… No hay tiempo para todo.”

    “Tenemos una sobrecarga de trabajo muy grande, no podemos atender todo. Muy a menudo te mandan dejar a medias lo que estés limpiando y te vayas a desinfectar Urgencias, porque acaban de atender a un paciente con una enfermedad infecciosa, sarna, tuberculosis, lo que sea; y hay que esterilizar todos los espacios por donde haya pasado o pase esa persona”.

    “Las telarañas que estabas limpiando en la habitación, pues ahí se quedan; porque te tienes que ir corriendo a Urgencias, o a Rayos, o a Quirófanos, o a donde sea.”

    “El hospital es enorme y nosotras somos pocas. Muchas tardes somos limpiadoras para todo. También falta personal por la noche. Así que te quitan de la mañana para cubrir el turno de tarde o el de noche, o llaman a compañeras del Centro de Especialidades para que se vengan al Hospital. Están continuamente desvistiendo un santo para dejar el otro también a medio vestir.”

    “Esto se traduce también en una presión constante por parte de las encargadas, que se pasan la jornada exigiéndonos más y más; tratándonos a voces, sin ningún respeto ni educación. Les encantan las amonestaciones por escrito. Lo llaman ‘toque de atención’, lo próximo un expediente. Hacen llorar a la gente, que se siente vigilada, despreciada, acosada y amenazada. La gente está asustada. Y estresada y deprimida. Cada vez hay más bajas por eso.”

    “Hemos tenido reuniones con las direcciones de la Concesionaria y de la contrata, y con sus abogados y con las encargadas. Quedan las cosas bastante claras, nos dan la razón; pero en cuanto salimos, las encargadas siguen en las mismas. Y su gerente las respalda.”

    “Nos aprietan también por otros muchos sitios. Interpretan como quieren los permisos retribuidos, siempre a favor de la empresa. Los hacen coincidir con festivos o con días de descanso. Te corresponden cinco y te pagan tres; y saben que si reclamas llevas razón, pero que tienes que empezar de pleitos y que al final no te vale la pena ni el coste, ni la espera, ni el esfuerzo; y que se quedarán con tu dinero porque terminas por no denunciar”.

    “El día que no te discuten y te quitan un derecho, te abroncan por fichar un minuto tarde. O por lo que sea. Es entrar por la puerta del hospital y ponerte mala; es pensar en que al día siguiente tienes que volver y caérsete el alma a los pies. La Concesionaria sabe cómo están las cosas de mal, el SESCAM tiene que saberlo también, tienen que hacer algo; no solo por nuestra salud laboral, también por la salud pública, la limpieza del hospital no pude dejar que desear”, concluyen.