CCOO del Hábitat | 13 julio 2024.

CCOO del Hábitat clama por un Pacto de Estado contra la siniestralidad laboral: 14 muertos en las obras en lo que va de julio

    Daniel Barragán y Aida Suárez, Secretario General y Secretaria de Salud Laboral de CCOO del Hábitat respectivamente, reclaman como imprescindible que empresas y administraciones prioricen la seguridad y salud de los trabajadores por encima de todo.“Urge un pacto de estado contra la siniestralidad y que esta cuestión sea una prioridad en la agenda política, sin demora”.

    27/07/2023.
    CCOO del Hábitat clama por un Pacto de Estado contra la siniestralidad laboral: 14 muertos en las obras en lo que va de julio.

    CCOO del Hábitat clama por un Pacto de Estado contra la siniestralidad laboral: 14 muertos en las obras en lo que va de julio.

    Es inasumible, absolutamente intolerable, que ir a trabajar a una obra de construcción, ya sea edificatoria o de infraestructuras, en grandes intervenciones de ejecución, en derribos o haciendo lo que se conoce como “trabajos menores”, haya sesgado la vida de 14 personas en lo que va de mes entre trabajadores por cuenta ajena, autónomos y falsos autónomos, dejando absolutamente desolados a familiares y allegados.

    Las causas no son nuevas. Las muertes por accidente laboral en este campo siguen ocurriendo por  razones bien conocidas: 6 caídas en altura, 5 aplastamientos, 2 electrocuciones y 1n no traumático.

    Desde nuestra organización demandamos que se redoblen esfuerzos en materia preventiva. Deberían planificarse los trabajos de modo que se revise al inicio de cada jornada (o antes de empezar una nueva actividad) que no existen zonas desprotegidas, que la maquinaria está en perfecto estado y que las condiciones meteorológicas son adecuadas para ejecutar los trabajos en condiciones que garanticen la seguridad y la salud de las personas trabajadoras. Esto, que parece obvio, no sucede en muchos casos, como muestra lo que ha sucedido en lo que va de mes.

    Por todo ello, solicitamos a las empresas que cumplan con su deber legal de garantizar la seguridad y la salud de las personas trabajadoras y, a la administración, que muestre su compromiso impulsando un Pacto de Estado contra la siniestralidad, como medida urgente para revertir esta situación.