CCOO del Hábitat | 17 abril 2024.

Hay que impedir que la sílice cristalina respirable se convierta en un nuevo amianto

    Por eso CCOO del Hábitat da comienzo a la campaña “NO más sílice, NO más cáncer laboral”

    16/02/2023.
    Hay que impedir que la sílice cristalina respirable se convierta en un nuevo amianto

    Hay que impedir que la sílice cristalina respirable se convierta en un nuevo amianto

    CCOO del Hábitat ha pedido este jueves, durante una rueda de prensa, que lo que sucede con la Sílice Cristalina Respirable (SCR) “no se convierta en un nuevo amianto”. Para ello, el sindicato solicita que se implante un Programa de vigilancia de la Salud postocupacional específico para aquellos trabajadores que han estado expuestos al polvo de sílice cristalina respirable (SCR) similar al PIVISTEA, programa de vigilancia de la salud de los trabajadores que han estado expuestos al amianto. Dicho programa lleva funcionando desde el año 2004. CCOO del Hábitat demanda la implicación de la Comisión de Salud Pública, la Comisión Nacional de Salud en el Trabajo y el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud.

    “Desde el sindicato, llevamos más de 20 años trabajando con denuncias sobre casos de silicosis, realizando labores informativas y trabajando jurídicamente con trabajadoras y trabajadores en sus casos; casos que son extremadamente graves y que pueden llegar a terminar con su fallecimiento”, ha explicado Daniel Barragán, secretario general de CCOO del Hábitat. “Hay que volver a recordar a las compañeras y compañeros sus posibilidades y sus derechos. También hay que reactivar las labores informativas para tratar de reducir los riesgos”.

    CCOO del Hábitat realizará asesorías y visitas por todo el país, centradas en canteras de extracción, en el sector de la construcción o en las marmolerías. “Nuestro objetivo, sobre todo, es el de la prevención”, ha indicado Barragán.

    Los datos del Instituto Nacional de Silicosis (INS) revelan un cambio de tendencia: hace 15 años poco o nada se sabía de la silicosis fuera del ámbito de la minería del carbón; ahora, el mayor número de casos en nuestro país, el 60%, pertenecen a los trabajos de extracción de piedra natural; el 23% a la minería del carbón y, por último, las marmolerías y afines acumulan el 19%, con una tendencia ascendente en los últimos 15 años.

    Los mismos datos del INS, citados en la rueda de prensa por Aida Suárez Couceiro, secretaria de Salud Laboral y Comunicación de CCOO del Hábitat, revelan que el perfil del paciente afectado por silicosis tiene, de media, 47 años. “Los casos cada vez se diagnostican con menos años de exposición laboral a la sílice y con formas más graves de la enfermedad en primera revisión”.

    “Nuestro país ha tardado 33 años en reconocer una situación que era evidente para la comunidad científica, y no es otro que el hecho de trabajar expuesto al polvo de sílice cristalina respirable no solo puede causar silicosis, sino que también puede causar cáncer de pulmón”, ha incidido Suárez. “No fue hasta 2017 cuando por fin la UE lo reconoció como cancerígeno”.

    CCOO del Hábitat también ha reivindicado que se adelante la edad de jubilación de los trabajadores que han estado en contacto con el SCR, que exista más inversión en I+D, para que empiecen a utilizarse materiales seguros y “que se reconozca automáticamente la enfermedad profesional o las incapacidades temporales a aquellos trabajadores expuestos, así como el reconocimiento de la silicosis de primer grado como enfermedad invalidante”.

    Finalmente, CCOO del Hábitat ha denunciado la infradeclaración existente de esta enfermedad como profesional, ya que muchas veces se hace pasar por enfermedad común. “Muchos trabajadores tienen que pelear en el juzgado ante la inacción de mutuas y demás organismos”, ha concluido Suárez.